Noticias

Agradezco por todo lo que he recibido

Agradezco los ejemplos

En este artículo veremos las mejores formas de expresar nuestra gratitud, los beneficios de expresar la gratitud que sentimos hacia los demás y cómo puedes practicar el acto de gratitud mientras aprendes a apreciar las emociones positivas que lo acompañan.

Antes de continuar, hemos pensado que te gustaría descargarte gratuitamente nuestros tres Ejercicios de Gratitud. Estos ejercicios detallados y con base científica te ayudarán a ti o a tus clientes a conectar con más emociones positivas y a disfrutar de los beneficios de la gratitud.

La «gratitud» es un concepto complejo y con múltiples definiciones. Puede considerarse a muchos niveles de análisis, desde el afecto momentáneo hasta las disposiciones a largo plazo (McCullough, 2004), como un estado general de agradecimiento y/o apreciación (Sansone & Sansone, 2010), y como el reconocimiento y la apreciación de un regalo altruista (Emmons, 2004).

Existe una gran cantidad de pruebas que reflejan los beneficios que obtenemos al expresar gratitud y aprecio; dichas expresiones evocan una serie de beneficios psicológicos, sociales y físicos que promueven nuestra salud psicológica, social y fisiológica (Wood, Froh y Geraghty, 2010).

Estoy agradecido por el significado

Puede ser fácil dejarse llevar por el carril rápido y olvidarse de parar y mostrar su agradecimiento por lo que se tiene. Una vida bien vivida es una vida de gratitud y agradecimiento. Para ayudarte en tu viaje de gratitud, aquí tienes 8 maneras de tener más gratitud en tu vida diaria.

La gratitud no tiene que reservarse para las cosas «grandes» de la vida. El hábito de la gratitud comienza con la apreciación de todas las cosas buenas de la vida y el reconocimiento de que no hay nada demasiado pequeño por lo que estar agradecido.

El maestro budista occidental Jack Kornfield recuerda un ejercicio que hizo con un hombre que cuidaba de su nieto mientras su hijo y su nuera luchaban contra una adicción a las drogas. A pesar de todo lo que había pasado, el hombre era capaz de encontrar gratitud por la cantidad de compasión que había aprendido a mostrar y el impacto que podía tener en otras personas.

Siéntate diariamente y piensa en cinco o diez cosas por las que estás agradecido. El truco es que tienes que imaginarlo en tu mente y sentarte con ese sentimiento de gratitud en tu cuerpo. Si lo haces cada día, tu cerebro se reconectará para ser más agradecido de forma natural y empezarás a sentirte más feliz después de cada sesión.

3 cosas por las que estoy agradecido hoy

La gente necesita apoyo para superar los retos de la vida. Tal vez haya una persona cariñosa en tu vida que te haya ayudado, animado o simplemente apoyado en tu camino. Muéstrales tu gratitud diciendo «gracias por tu apoyo».

Será difícil responder y resolver problemas sin el apoyo de compañeros de trabajo, amigos o familiares. En este artículo, te mostraremos las palabras de agradecimiento por el apoyo que recibes de las personas que te rodean.

Además, hacerlo físicamente te ayudará a crear una relación significativa y sólida. Si no puedes estar en persona, otra opción puede ser un simple mensaje de texto, un correo electrónico, una tarjeta con una nota o una llamada telefónica.

La mejor manera de expresar las palabras de agradecimiento y aprecio es hacerlo en persona. Sin embargo, algunas situaciones te impiden conocer a las personas en persona a las que te gustaría expresar la gratitud.

Hay plataformas disponibles que te permiten comunicar y expresar tus sinceras palabras de agradecimiento. Ahora tenemos varias plataformas de medios sociales, aplicaciones de videoconferencia, correo electrónico y otras aplicaciones innovadoras que hacen que la persona esté a un dedo de distancia.

Estoy profundamente agradecido y bendecido

Expresar la gratitud es algo más que cortesía, modales o educación. Se trata de mostrar tu agradecimiento de corazón. Cuando das las gracias a alguien, también estás practicando las dos primeras habilidades de la gratitud: te has dado cuenta de algo bueno y lo has apreciado de verdad.

La verdadera gratitud no te hace sentir que le debes algo a los demás; después de todo, si le has hecho un favor a alguien, probablemente no quieras que esa persona sienta que esperas algo a cambio. Se trata de sentirse bien y crear un ciclo de bienestar.