Noticias

Diabetes y conduccion profesional

Folleto sobre conducción y diabetes

Dado que hoy es el Día Mundial de la Diabetes (lunes 14 de noviembre), qué mejor momento para destacar los posibles efectos de la diabetes mellitus en un aspecto de la vida cotidiana que mucha gente da por sentado: la conducción.

La diabetes mellitus, comúnmente conocida como diabetes, es una enfermedad crónica vinculada a niveles elevados de glucosa en la sangre. Las estadísticas muestran que el número de personas con diabetes aumenta cada año. Los efectos de vivir con diabetes día a día son bien conocidos, pero lo que no es tan conocido es cómo la diabetes puede afectar también a la conducción.

Millones de personas con diabetes llevan una vida plena y ajetreada. Para muchos, el hecho de poder conducir desempeña un papel importante. Sin embargo, si se tiene diabetes, existe el riesgo de desarrollar hipoglucemia e «hipoglucemia grave» (una emergencia diabética que afectará a su capacidad para conducir).

Los episodios de hipoglucemia pueden ser muy repentinos, con síntomas que van desde las náuseas hasta la pérdida de concentración, pasando por la posibilidad de perder el conocimiento. Un episodio de hipoglucemia grave significa que necesitarás la ayuda de otra persona. Por eso es tan importante mantener la diabetes bajo control.

La diabetes y el seguro de coche

ResumenConducción es un proceso complejo que impone considerables exigencias a las funciones cognitivas y físicas. Muchas complicaciones de la diabetes pueden perjudicar el rendimiento de la conducción, incluidas las que afectan a la visión, la cognición y la función neuronal periférica. La hipoglucemia es un efecto secundario común del tratamiento con insulina y sulfonilureas, que afecta a muchos dominios cognitivos necesarios para un rendimiento seguro al volante. Los estudios con simuladores de conducción han demostrado cómo se deteriora el rendimiento de la conducción durante la hipoglucemia. Se examina el comportamiento al volante que puede predisponer a la hipoglucemia durante la conducción. Los estudios que examinan el riesgo de accidentes de tráfico en personas con diabetes tratada con insulina han arrojado resultados contradictorios, pero el riesgo potencial de accidentes de tráfico relacionados con la hipoglucemia ha llevado a muchos países a imponer restricciones sobre el tipo y la duración de los permisos de conducir que pueden expedirse a los conductores con diabetes. Se han proporcionado orientaciones que promueven la práctica de la conducción segura para los conductores con diabetes tratada con insulina, que es el grupo que se aborda principalmente en esta revisión.

Examen de conducir y diabetes

ResumenLa conducción es un proceso complejo que impone considerables exigencias a las funciones cognitivas y físicas. Muchas complicaciones de la diabetes pueden perjudicar el rendimiento de la conducción, incluidas las que afectan a la visión, la cognición y la función neuronal periférica. La hipoglucemia es un efecto secundario común del tratamiento con insulina y sulfonilureas, que afecta a muchos dominios cognitivos necesarios para un rendimiento seguro al volante. Los estudios con simuladores de conducción han demostrado cómo se deteriora el rendimiento de la conducción durante la hipoglucemia. Se examina el comportamiento al volante que puede predisponer a la hipoglucemia durante la conducción. Los estudios que examinan el riesgo de accidentes de tráfico en personas con diabetes tratada con insulina han arrojado resultados contradictorios, pero el riesgo potencial de accidentes de tráfico relacionados con la hipoglucemia ha llevado a muchos países a imponer restricciones sobre el tipo y la duración de los permisos de conducir que pueden expedirse a los conductores con diabetes. Se han proporcionado orientaciones que promueven la práctica de la conducción segura para los conductores con diabetes tratada con insulina, que es el grupo que se aborda principalmente en esta revisión.

Metformina y conducción

Los conductores tratados con insulina reciben una carta detallada de la DVLA en la que se explican los requisitos para obtener el permiso y las responsabilidades al volante (véase el folleto INF294 en el Apéndice D). Todos los conductores con diabetes deben seguir la información proporcionada en «Información para conductores con diabetes», que incluye un aviso sobre cuándo deben ponerse en contacto con la DVLA (véase el Apéndice D).

El Grupo de Asesores Médicos Honorarios sobre Conducción y Diabetes de la Secretaría de Estado ha definido el conocimiento adecuado de la hipoglucemia como si «el titular/solicitante del permiso [es] capaz de llevar su vehículo a una parada controlada segura».

Conductores del grupo 1: los episodios de hipoglucemia que se produzcan durante el sueño establecido ya no se consideran relevantes a efectos de obtención del carné, a menos que existan dudas sobre su conocimiento de la hipoglucemia.

Estos sistemas pueden utilizarse para controlar la glucosa en momentos relevantes para la conducción de vehículos del grupo 1. Los usuarios de estos sistemas deben llevar un equipo de medición de la glucosa capilar por punción en el dedo para conducir, ya que hay ocasiones en las que es necesario confirmar el nivel de glucosa en sangre por punción en el dedo.