Otros

Pacma elecciones andalucia

Elecciones en Ceuta

El domingo 2 de diciembre de 2018 se celebraron las elecciones autonómicas andaluzas para elegir el 11º Parlamento de la comunidad autónoma de Andalucía. Se presentaban a las elecciones los 109 escaños del Parlamento.

Como resultado de las elecciones anteriores, el Partido Socialista Obrero Español de Andalucía (PSOE-A) logró retener el poder tras obtener el apoyo de confianza y suministro de Ciudadanos (Cs),[1] con dicha alianza soportando la derrota de la presidenta Susana Díaz en las elecciones al liderazgo del PSOE de 2017. [2] El acuerdo PSOE-Cs se rompió en septiembre de 2018 después de que Cs retirara su apoyo al Gobierno de Díaz,[3] lo que llevó a Díaz a anunciar la disolución del Parlamento el 8 de octubre y a convocar elecciones anticipadas para el 2 de diciembre de 2018[4].

La participación registrada fue la segunda más baja en unas elecciones autonómicas andaluzas, solo por detrás de la de 1990[5] El PSOE-A se mantuvo como el partido más votado, pero sufrió un revés imprevisto, bajando de 47 a 33 escaños. Un partido de extrema derecha, Vox, obtuvo representación parlamentaria en un parlamento regional en España por primera vez desde la transición del país a la democracia, beneficiándose de un colapso en el voto del Partido Popular (PP) que lo vio casi empatado en votos con Cs. Por primera vez en la historia electoral de Andalucía, los partidos de centro-derecha obtuvieron la mayoría absoluta de escaños en el Parlamento de Andalucía, lo que permitió que un gobierno no socialista tomara el poder en la región tras 36 años de gobierno ininterrumpido del PSOE[6][7][8].

Elecciones en Melilla

Este archivo contiene información adicional, como los metadatos Exif, que pueden haber sido añadidos por la cámara digital, el escáner o el programa de software utilizado para crearlo o digitalizarlo. Si el archivo ha sido modificado con respecto a su estado original, algunos detalles como la marca de tiempo pueden no reflejar completamente los del archivo original. La marca de tiempo es tan precisa como el reloj de la cámara, y puede ser completamente errónea.

AutorPicasaFecha y hora de generación de los datos20:16, 22 de enero de 2019Software utilizadoPicasaFecha y hora de modificación del archivo20:21, 22 de enero de 2019Versión Exif2.2Identificación única de la imagenbf4e37a8c76f16445cbb9e718d9001fcVersión IIM4

Elecciones legislativas

armilla ha marcado una tendencia similar a la producida en la provincia en estas elecciones andaluzas donde el PP ha arrasado, siendo el partido más votado en las tres últimas elecciones autonómicas. La población metropolitana ha completado su giro a la derecha. En 2015 ganó el PSOE, en 2018 Ciudadanos, y ahora los populares lo han hecho con 4.306 votos, el 40,6% de los emitidos por los vecinos de la localidad. Son prácticamente el doble que el ganador de las anteriores elecciones andaluzas en la localidad. Pero es más, el PP Ha ganado nada menos que 2.494 votos en este periodo respecto a 2018, cuando llegaron a la Junta.

El PP supera con creces al PSOE, que se queda en 2.635 votos en una localidad donde gobierna. Es decir, una diferencia de 1.671 votos, aunque aumenta los logrados hace cuatro años por Susana Díaz. Como tercera fuerza política surge vox con el 15,95% de los votos, un total de 1.692, aunque apenas son 300 más que hace tres años y medio en las anteriores elecciones. Batacazo también de las formaciones de izquierdas, que han pasado de los 1.558 votos de Adelante Andalucía (cuando aglutinaba a Podeos e IU) a ser votados por menos de mil personas (Por Andalucía).

Elecciones en Aragón

Las elecciones de 2018 se saldaron con la primera mayoría de los partidos de centro-derecha en Andalucía en 36 años, allanando el camino para un gobierno alternativo al Partido Socialista Obrero Español de Andalucía (PSOE-A) a pesar de que el partido sigue siendo la fuerza política más votada en la región. Como resultado, Juan Manuel Moreno, del Partido Popular (PP), desbancó a Susana Díaz, del PSOE, como presidente regional, formando una coalición con Ciudadanos (Cs), con la confianza y el suministro del partido Vox. Varios desencuentros hicieron que Vox retirara su apoyo al gobierno PP-Cs en mayo de 2021 y rechazara su propuesta de presupuestos para 2022 en noviembre. Al mismo tiempo, Susana Díaz fue sustituida como líder del PSOE regional por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en junio de 2021.

Las elecciones supusieron una victoria aplastante para el PP en un contexto de baja participación, y el presidente Moreno fue reelegido. El PP ganó en las ocho provincias andaluzas, y Sevilla pasó del PSOE al PP por primera vez en la democracia española. En total, el PP se hizo con 58 de los 109 escaños del Parlamento, lo que supone un aumento de 32 respecto a su resultado de 2018 y una mayoría absoluta de escaños que fue la primera de su historia, al tiempo que se hizo con el 43% de los votos (22 puntos más que en las últimas elecciones). El PSOE, que por primera vez en la historia concurrió a unas elecciones autonómicas en Andalucía desde la oposición, obtuvo el peor resultado de su historia en la comunidad autónoma, mientras que Vox no cumplió las expectativas y sólo obtuvo un modesto avance. El apoyo a Cs se desplomó, quedando el partido fuera del parlamento, mientras que el voto de izquierdas se dividió entre las plataformas Por Andalucía (PorA) y Adelante Andalucía.