Actualidad

Tratamiento natural para la gonorrea en hombres

¿Cuánto tiempo se tarda en curar la gonorrea con azitromicina?

Las enfermedades de transmisión sexual se transmiten a través de diversos métodos de relación sexual (oral, vaginal y anal). Pueden ser muy incómodas y peligrosas si no se tratan. Aparte de los antibióticos recetados por el médico, existen varios tratamientos naturales utilizados desde hace siglos para tratar estas ETS. Sin embargo, puedes evitar estas ETS si utilizas protección durante las relaciones sexuales…

La miel es un producto natural muy utilizado por sus efectos terapéuticos. Se ha informado de que contiene unas 200 sustancias. La miel se ha utilizado durante siglos con fines medicinales. Es particularmente importante por sus complejas propiedades antibacterianas debido a su alta concentración de azúcar, peróxido de hidrógeno, bajo pH, metilglioxal y péptido defensina de abeja.

Nunca se ha registrado resistencia microbiana a la miel, lo que la convierte en un remedio intemporal para las infecciones y las bacterias resistentes a los antibióticos. La miel también se ha utilizado en algunos estados gastrointestinales, cardiovasculares, inflamatorios y neoplásicos.

El jengibre ha demostrado la capacidad de inhibir el crecimiento e incluso matar a los patógenos orales. En un estudio que investigó los efectos del jengibre y de los antibióticos en las infecciones por Staphylococcus aureus y S. pyreus, el extracto de jengibre resultó ser potencialmente superior. El ajo es un antibiótico natural muy eficaz para el tratamiento de diversas infecciones y sus propiedades antibacterianas son microbicidas. El extracto de esta planta elimina las infecciones vaginales por hongos y reduce el dolor, como algunas de las ETS.

Secreción después del tratamiento de la gonorrea

Los regímenes de dosis única de antibióticos han logrado tasas de curación del 95% y superiores en hombres y mujeres no embarazadas con gonorrea urogenital o rectal, aunque no sabemos cómo se comparan los diferentes regímenes de dosis única de antibióticos entre sí.

La infección por Chlamydia trachomatis coexiste en el 10% al 41% de los adultos con gonorrea. El tratamiento con agentes antimicrobianos eficaces contra la posible clamidia coexistente puede ejercer además un efecto sinérgico y se aconseja siempre que se trate la gonorrea. La elección de los antimicrobianos debe guiarse por los datos de resistencia de los aislados locales e individuales.Acerca de esta enfermedadDefiniciónLa gonorrea está causada por la infección por Neisseria gonorrhoeae. En los hombres, la uretritis no complicada es la manifestación más común, con disuria y secreción uretral. En menor medida, los signos y síntomas son leves e indistinguibles de los de la uretritis por clamidia. En las mujeres, el lugar más común de la infección es el cuello uterino, cuya infección da lugar a síntomas (como flujo vaginal, molestias en la parte baja del abdomen y dispareunia) en menos de la mitad de los casos. Diagnóstico Los avances en las técnicas de amplificación de ácidos nucleicos (NAAT) permiten realizar pruebas en muestras recogidas de forma no invasiva (orina y frotis vaginales tomados por uno mismo). La NAAT puede tener una sensibilidad superior al 90%, en comparación con el 75% de sensibilidad del cultivo. Sin embargo, la NAAT no puede proporcionar datos sobre la sensibilidad antimicrobiana, por lo que es necesario realizar un cultivo y una prueba de sensibilidad antes de iniciar la terapia antimicrobiana. Además, la especificidad de la NAAT oscila entre el 98,1% y el 99,7%, por lo que hay que tener cuidado al interpretar los resultados positivos.

¿Puede el jengibre curar la sífilis?

La gonorrea es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes causada por la bacteria neisseria gonorrhoeae. Esta infección afecta tanto a los hombres como a las mujeres de forma diferente, y aunque los síntomas de la gonorrea no son tan extremos (sensación de ardor al orinar en el caso de los hombres, y dolor pélvico y flujo vaginal a grandes rasgos en el caso de las mujeres), si la afección no se trata, puede agravarse. Puede dar lugar a una enfermedad inflamatoria pélvica, o a infecciones inflamatorias más graves en todo el cuerpo. Además, si no se trata, la bacteria puede propagarse fácilmente a otras parejas sexuales. A continuación se comentan algunos de los remedios caseros para la gonorrea.

El zinc puede aumentar el número de anticuerpos y glóbulos blancos, al tiempo que afecta directamente a la infección bacteriana de la gonorrea. Puede encontrar zinc en un número diverso de alimentos ricos en minerales, como el chocolate negro, las ostras y las semillas de sésamo.

Puede aumentar significativamente la fuerza de su sistema inmunológico y tratar la gonorrea de manera efectiva, ya sea consumiendo ajo normalmente o tratándose con extracto de ajo, o incluso con ajo en forma de suplemento. El ajo, y su importante ingrediente activo, la alicina, es otro popular remedio casero para la gonorrea. Se trata de uno de los alimentos antibacterianos más fácilmente accesibles y populares que puede añadir a su dieta, y también resulta ser versátil en las preparaciones culinarias.

Cinco plantas que pueden curar la gonorrea.

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution-Non Commercial-Share Alike 4.0, que permite que otros remezclen, modifiquen y construyan a partir de la obra sin fines comerciales, siempre y cuando se acredite al autor y las nuevas creaciones se licencien bajo los mismos términos.

La gonorrea es una de las infecciones de transmisión sexual (ITS) más antiguas conocidas por la humanidad. Hay cierto conflicto de opiniones respecto a su origen exacto, pero según el consenso general, la enfermedad ha estado presente desde la antigüedad[1] Una enfermedad parecida a la gonorrea fue descrita por el emperador chino Huang Ti (2600 a.C.) en su libro de texto. [Se cree que la mención de «una cuestión de semilla» en el Libro del Levítico en el Antiguo Testamento y las precauciones sugeridas se refieren a esta enfermedad[1] La gonorrea fue denominada «estranguria» por Hipócrates (460-375 a.C.), quien afirmaba que era el resultado de los «placeres de Venus»[3] Celso (25 a.C.-50 d.C.) conocía bien la gonorrea y sus complicaciones. El médico griego Galeno (131-200 d.C.) acuñó el término «gonorrea» y se refirió a ella como «una descarga no deseada de semen» (gono: semilla, rhea: flujo)[5].